VERANO EN LITTLE VILLAGE

Ana tiene 15 años y estudia 4º de la ESO, en San José Carmelitas de Santurtzi
Este verano ha estado durante dos semanas en el campamento Little village, en la Sierra de Cadiz.

 

¿Cómo ha sido la estancia en este campamento?

-He ido acompañada por dos amigas de Santurtzi.
Me lo he pasado muy bien y he aprendido mucho inglés; más que si hubiera estado en el extranjero, porque al estar en el campamento hay un monitor por cada 3 o 4 alumnos que acompañan constantemente a los alumnos, de forma que no hablan en castellano.

Verano en inglés
¿Supone mucho esfuerzo comunicarte en inglés todo el día?

– Al principio cuesta un poco, tiendes a hablar en castellano con tus amigas, pero no se puede. Hay que respetar las normas. Existen unos black dots, puntos negros, que se asignan cuando te sorprenden hablando en castellano. La norma dice que cuando llegas a tener 3 black dots eres expulsado del campamento. Son muy extrictos.

Una vez durante el campamento tienes media hora para llamar a casa y es el único momento en que puedes hablar castellano. Durante el tiempo libre, aunque estes acompañada por otros campistas, sigue habiendo monitores alrededor para asegurarse de que hablais en inglés. A veces es molesto que estén controlandote continuamente, y si quieres contar algo en tu idioma, te incomoda el no poder hacerlo.

campamentos en inglés
¿Cómo es la rutina en el campamento?

– Tienes unos horarios bastante marcados. Además de la comunicación en inglés, hay clases, que son muy amenas, ya que son de interactuar y no tanto de gramática. De esa forma desarrollas mucho el listening y el speaking.
Además haces dos horas de deportes por la tarde y está todo muy organizado.

El sábado nos llevan a la playa y el domingo se hace el Intercamp, que es como unos juegos entre los diferentes campamentos. Consiste en juegos muy divertidos en los que nos lo hemos pasado fenomenal.
Verano en ingles

¿Crees que te ha ayudado a desarrollarte como persona?.

– Si, porque el estar sola sin tus padres te ayuda a madurar y si tienes alguna dificultad, también, tienes que explicarte y hablarlo en inglés.
Así, si tienes que viajar al extranjero en el futuro te ayuda a desenvolverte mejor, porque los monitores son nativos , aunque entendiesen castellano, simulan no entenderte para que tu te esfuerces y mejores tu inglés.

He estado con una de mis amigas en la misma cabaña y la tercera en otra diferente. Después, por la tarde, dependiendo de las actividades que eligiera cada una, nos tocaba juntas o no.

¿Quienes han sido tus compañeros? ¿Has conocido gente?

– Todos eran chicas y chicos de mi edad, de diferentes sitios de España, además de algunos franceses… uno de Georgia, Rusia.

A algunos les veré de nuevo el año que viene en el campamento, porque pensamos repetir. Otros son de Basauri, por lo que pretendemos quedar algún día.

Campamento inglés

¿Qué te ha sorprendido de la estancia? ¿Era lo que te imaginabas?

– No me imaginaba que iba a estar tan organizado. Esperaba tener más tiempo libre, pero he agradecido tantas actividades enfocadas a conocer a la gente y a expresarse uno mejor.
Hay mucha exigencia. Hay momentos libres pero está todo muy organizado.

También he hecho actividades nuevas para mi, por ejemplo yoga. Hemos aprendido danzas de los diferentes sitios de origen de los monitores y algunos deportes que no había practicado nunca.

¿Volverás?

– Sin duda.
Si, mi plan es estar estos dos veranos en el campamento en España para fortalecer el inglés y después viajar al extranjero.

CompartirTweet about this on TwitterShare on Google+Share on FacebookEmail this to someone
Los comentarios están cerrados.